ActualidadInstitucional

Los coronavirus pertenecen a una gran familia de virus (Coronaviridae) que infectan aves y varios mamíferos, incluyendo camélidos, murciélagos, civetas, ratas, ratones, perros, gatos y humanos. Ocasionalmente, los coronavirus pueden emerger como patógenos mediante un salto a una especie hospedadora diferente. En diciembre de 2019, en China, varios pacientes presentaron un cuadro de neumonía viral y fueron asociados epidemiológicamente por haber concurrido a un mercado en la ciudad de Wuhan, donde se comercializan gran número de especies animales. Aunque todavía no se sabe a ciencia cierta qué animal es el vector o si existió hospedador intermediario del brote de coronavirus que surgió en esta ciudad, todas las miradas apuntan almurciélago grande de herradura chino (Rhinolophus ferrumequinum) el cual ya había sido el origen de otras epidemias de coronavirus (SARS y MERS). Este nuevo virus denominado SARS-CoV-2 (COVID-19) fue rápidamente aislado y su genoma secuenciado en enero 2020 y es el agente causal de esta epidemia infecciosa. La enfermedad se ha expandido simultáneamente en varios países y fue declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo 2020.

¿Qué sucede con el COVID-19 y nuestras mascotas?

Si bien el estado del conocimiento emergente es dinámico, no existe a la fecha evidencia de casos de transmisión de (COVID-19) de los animales de compañía a los humanos. Dicho esto, es importante destacar que en algunos países han sido reportados algunos ejemplos de infección por COVID19 en mascotas, hasta el momento son casos aislados en investigación y no existe por el momento evidencia de que los perros y gatos estén tomando parte en la transmisión de la enfermedad COVID-19 a los humanos.

Otros virus de la familia coronaviridae

Es conocido que los perros y gatos pueden padecer infecciones causadas por alfa coronavirus pertenecientes a la familia Coronaviridae, aunque es importante aclarar que estas infecciones son diferentes al beta coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19). Entre los alfa coronavirus que podrían afectar a nuestras mascotas, podemos mencionar  el virus CCov (coronavirus canino), responsable de causar cuadros de gastroenteritis en perros. Esta enfermedad puede prevenirse mediante la aplicación de la vacuna séxtuple incluída en el calendario anual de vacunación de los caninos. Por otro lado, el virus FCov (coronavirus felino) causa un cuadro de peritonitis infecciosa que afecta sólo a esta especie. Ninguno de estos agentes infecciosos es trasmisible a las personas. 

Recomendaciones para la población sobre el COVID-19 y las mascotas 

Si usted no está enfermo con COVID-19, puede interactuar con su mascota como lo haría normalmente brindando una alimentación adecuada, juego y paseo con correa y collar manteniendo la distancia de seguridad con otras personas.  Se sugieren paseos cortos para cubrir básicamente las necesidades fisiológicas del animal. Para higienizarlos al ingresar al hogar, es conveniente limpiar sus patas con productos aptos para mascotas como jabones o shampoo para perros, secándolas posteriormente. Nunca utilizar lavandina, alcohol o productos de higiene destinados al uso humano ya que podrían producir alergias y lesiones en la piel.

Limpie diariamente los platos de comida y agua de su mascota, la ropa de cama y juguetes. Recuerde lavar adecuadamente sus manos antes y después de interactuar con la mascota. Por precaución, se recomienda que las personas infectadas de COVID-19 limiten su contacto con los animales hasta que exista mayor información sobre la transmisión de este virus de humanos a mascotas.  En estos casos, se recomienda que algún miembro del hogar se haga cargo de los paseos, la alimentación y el juego con la mascota. En caso de que no exista esa posibilidad, se sugiere un lavado cuidadoso de manos antes y después de interactuar con las mascotas, en particular durante la preparación y administración de los alimentos. También se recomienda especial cuidado en   la higiene de los espacios compartidos

Procedimientos para la visita al veterinario

En Argentina, los hospitales y clínicas veterinarias han sido categorizados como «servicios esenciales» y pueden continuar ofreciendo toda la atención necesaria a los pacientes durante la emergencia COVID-19. Los veterinarios y sus equipos brindan atención médica esencial para las mascotas, asegurando su salud y bienestar. Bajo el concepto de una sola salud, participan en la prevención de las zoonosis actuando en beneficio de la salud pública. Esto implica que la visita al veterinario debe ser absolutamente necesaria y responsable por parte de la población y requiere del cumplimiento de medidas orientadas a disminuir los riesgos del personal de salud y de los propietarios de las mascotas en este momento de pandemia.

Antes de acudir a la clínica veterinaria, es conveniente tomar un turno previo mediante un llamado telefónico a fin de evitar aglomeraciones y mejorar los tiempos para la atención. Al ingreso de la sala de espera, es importante observar las distancias de seguridad recomendadas y limitar el número de personas que ingresan. En el caso de esperar su turno en el espacio exterior a la clínica, es fundamental mantener la higiene y recolectar los desechos de nuestra mascota. Siempre utilice alcohol gel al ingresar y salir de la clínica veterinaria, evitando tocar artículos o medicamentos a la venta. Durante la consulta, ingrese solo un acompañante por animal y evite ser acompañado por menores de edad. Si usted presenta síntomas y sospecha que está enfermo, solicite ayuda a otra persona para que su veterinario de cabecera pueda realizar la atención de su mascota. En los casos de necesidad de internación de la mascota, evitar las aglomeraciones y realizar únicamente las visitas necesarias que indique el profesional. Es importante que colaboremos entre todos en el cumplimiento de los protocolos de atención. 

Finalmente, la posición de la Organización mundial de sanidad animal (OIE) al día de la fecha indica que: “La propagación actual del COVID-19 es el resultado de una transmisión de humano a humano. Hasta la fecha, no existe evidencia de que los animales de compañía transmitan la enfermedad. Por consiguiente, no existe justificación alguna para tomar medidas relacionadas con los animales de compañía que puedan afectar a su bienestar.”

Está demostrado que las mascotas benefician nuestra salud física y mental, mejorando nuestra calidad de vida, sin ninguna duda ellos pueden ayudarnos a sobrellevar mejor el estrés y nuestras emociones. Tenemos un compromiso como tenedores responsables, reforcemos los cuidados y bajo ninguna circunstancia los abandone, ellos son extraordinarios y merecen nuestra contención incondicional.

Fuentes
• www.avma.org/resources-tools/animal-health-and-welfare/covid-19/guidelines-ppe-covid-19-pandemic-demand-exceeds
• www.cdc.gov/coronavirus/2019
• Una nueva zoonosis viral de preocupación global COVID-19, enfermedad por coronavirus 2019. D. Katterine Bonilla-Aldana Vol. 33 Núm. 2 (2020): Iatreia
• www.oie.int/es/
• www.wsava.org/news/highlighted-news/the-new-coronavirus-and-companion-animals-advice-for-wsava-members/
• www.cvpba.org/noticias/institucionales/covid-19-recomendaciones-sobre-aspectos-zoonoticos/

MV Marina Belliard
Hospital Veterinario San Francisco de Asís, Facultad de Ciencias Agrarias y Veterinarias 

Universidad del Salvador
Champagnat 1599, Ruta Panamericana km 54.5 Pilar
Buenos Aires , Argentina
mbelliard@usal.edu.ar